Secretario del Exterior

Fernando Román Díaz

 

 

 AL CONSEJO UNIVERSITARIO.

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA.
AL PUEBLO DE MICHOACÁN

 

Los acontecimientos recientes en la Universidad Michoacana, a partir de la «Convocatoria» emitida el 27 de febrero pasado por el Consejo Universitario, con el fin de realizar «Foros de Consulta para analizar y conocer propuestas para el fortalecimiento del sistema de pensiones y jubilaciones de la Universidad...», puso de manifiesto la agudización de las múltiples confrontaciones en las que ha permanecido la Institución durante los últimos años, a partir de los recortes presupuestales a los que el gobierno federal y local la han condicionado, para que se someta a los criterios de las «reformas estructurales», contrarias a la Educación Pública, a la legislación vigente y a la Autonomía Universitaria.


Los contextos crispados locales, nacionales y del exterior, agravados por los calendarios electorales en curso y sus inevitables consecuencias, nos exigen a los nicolaitas la mayor de las ponderaciones y el mejor de los compromisos para salvaguardar nuestra Universidad.


Cuando se afirma que es «necesaria la reforma al régimen de pensiones y jubilaciones de la UMSNH» y se busca involucrar a la «comunidad universitaria» por parte de la autoridad, para discutir y asumir determinaciones al respecto, pero sin que se le provea a la Comunidad la información corroborada sobre el estado real de la Institución, del patrimonio presupuestal y los manejos efectuados en las administraciones recientes, lo que se pretende en realidad es evadir la obligación de cumplir con la rendición de cuentas, e imponer mediante argumentos distractores la falsa idea de que la Institución «no es sostenible en términos financieros sin la reforma al régimen jubilatorio».
En el panorama en el que se ha pretendido sumir a los universitarios y a la Opinión Pública, se han «construido» supuestos «criterios» ofensivos y hasta ominosos: 1) Que los docentes y empleados «gozamos de condiciones de privilegio» laborales, salariales y de organización gremial simplemente inmerecidos; 2) Que en relación a estudios comparativos con otras universidades del país, cargamos con un «rezago de décadas» al no habernos modernizado mediante fondos de retiro y demás disposiciones en contra de los trabajadores, la educación pública y la seguridad social, impuestas por los gobiernos y empresarios del país atendiendo las pautas y patrones establecidos por los organismos financieros internacionales; 3) Que ante la «crisis que vive México» y su sistema público educativo, los nicolaitas somos insolidarios, ponemos en peligro a la Institución y no admitimos sacrificar nuestros privilegios para salvar al pueblo de Michoacán, a México, a sus gobernantes, a su bienestar y a la economía nacional... Evidentemente se trata de un conjunto de embustes cínicos con los que se busca escabullir el sistema perverso de corrupción, la práctica del ocultamiento de la información, la ineptitud e irresponsabilidad en el manejo de las instituciones, y la ya inocultable pérdida de credibilidad social en los regímenes dominantes locales, nacionales y del exterior. Un panorama agravado, además, por las conflagraciones de intereses en pugna ante condiciones históricas inéditas, inducido a coyunturas electorales disparadas y disparatadas, a correlaciones de fuerza agudizadas entre los grupos preponderantes del poder, el oportunismo, el sectarismo y el espontaneismo irreflexivo y desorganizado. Un panorama, en fin, que exigiría prioritariamente ser atendido por los Universitarios, por sus Consejos, Escuelas, Facultades e Institutos para su estudio, comprensión y entendimiento. Para proponer no «problemáticas» evasivas y manipulatorias: sí para construir soluciones.
El SPUM, la Comisión integrada para analizar el problema, y nuestro Movimiento en Defensa a la Jubilación, el Estado de Derecho y la Autonomía Universitaria, han efectuado desde el año 2014, tres Foros, Talleres-encuesta, conferencias, ruedas de prensa, múltiples documentos de análisis, movilizaciones y reuniones sistemáticas en las que han quedado patentes, entre otros muchos, tres principios corroborados y por eso fundamentales:
1) El régimen de jubilaciones no significa amenaza alguna para las ‘finanzas universitarias’;
2) La pretensión de querer mermar (o abolir) Derechos Laborales consolidados, mediante supuestas ‘decisiones consensuadas’ por una entelequia denominada ‘comunidad universitaria’, constituye un «razonamiento» absurdo e inconstitucional;
3) Cuanto implique «reformar la Ley Orgánica» [Art. 29, principalmente], atendiendo a la «lógica» de las «Reformas estructurales», a la «reforma educativa» o a las «reingenierías» financieras oficiales, atenta gravemente en contra de la Educación Pública Superior y la Autonomía Universitaria: específicamente en contra de la Autonomía Universitaria Nicolaita.
El «problema de las jubilaciones en la UM» no es sino un distractor para que los nicolaitas desatendamos lo fundamental, lo emergente y prioritario que claramente nos señalan nuestra Ley Orgánica y los Planes y Programas de cada una de las dependencias. Se trata de un truco que revela la degradación de un sistema establecido de claudicaciones, que busca imponer la ofuscación y el temor entre los universitarios para que NO DESARROLLEMOS LAS FUNCIONES DOCENTES, DE INVESTIGACIÓN, DE LA CULTURAL Y DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA SOLIDARIA, que ocasione el descrédito social con el manejo pernicioso de los medios, y para que, fundamentalmente, NO enfrentemos con claridad las graves coyunturas universitarias, locales, nacionales e internacionales que hoy acosan a Michoacán y al país.
Pero la circunstancia de “aguas revueltas” en la que se encuentra la Institución no es nuestro ámbito de lucha, esa es de partidos y de grupos políticos que seguramente se apaciguarán hasta después del 2018. A nosotros lo que nos corresponde es resistir y continuar con la lucha organizada en defensa de nuestros derechos laborales, de la Educación Pública y la Autonomía Universitaria.
El Rector de la UMSNH dice –según el informe que entregó al Congreso del Estado– que el déficit financiero en la UMSNH tiene sus «causas» en 1]. El pago de jubilaciones y pensiones; 2]. El Bachillerato nicolaita que «no contempla un convenio de sostenimiento» (7 Escuelas Preparatorias, 5 en Morelia y 2 en Uruapan); 3]. En las «Plantillas y prestaciones no reconocidas en Modelo SEP»; 4]. En los «Albergues estudiantiles no contemplados en convenio de sostenimiento»; y 5]. En el «Presupuesto Anual por Estudiante por debajo de la media nacional». Y ha sido enfático en advertir que la Universidad solamente cuenta con recursos hasta el mes de septiembre del presente año.

El Congreso del Estado de Michoacán, por su parte, exige la reforma al Sistema de pensiones y jubilaciones en la UMSNH, así como cambios en la Ley Orgánica en lo que llama una «reingeniería de la institución»: CONVOCAMOS a la Comunidad Universitaria a reflexionar y organizar acciones enarbolando la siguiente demanda: El Congreso del Estado debe garantizar y respetar el presupuesto justo y requerible para la UMSNH y resarcirla de cuanto se le ha escatimado en los últimos años.


Basamos nuestra demanda en estas razones:
1.- No es factible el diálogo si previamente no se tansparentan los recursos financieros en la Universidad.
2.- La soberanía dimana del pueblo para elegir a sus representantes, los que velarán por los intereses de quienes los nombraron, por lo tanto tienen la obligación de aprobar una Ley de egresos de manera justa, priorizando la educación pública, gratuita y obligatoria como lo manda la Constitución.
3.- A la Universidad Michoacana no solo se le ha estado reduciendo el presupuesto, sino que los recursos que se entregan están condicionados a NO GENERAR PLAZAS DE BASE de ningún tipo, lo que provoca la inseguridad laboral e impide la profesionalización de la educación.
4.- El Ejecutivo del Estado, representado por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, el Congreso del Estado y el Poder Judicial, pretende quitar el derecho a la jubilación digna a los profesores universitarios. Pero ATENCIÓN: PRIMERO ESTÁ EL DERECHO AL TRABAJO. ¿A QUIÉNES VAN A JUBILAR, SI UN GRAN PORCENTAJE DE LOS PROFESORES POR HORAS Y ALGUNOS DE TIEMPO COMPLETO SON INTERINOS, QUE SEMESTRE A SEMESTRE SE VEN ANTE LA INCERTIDUMBRE LABORAL? Para comenzar a analizar una supuesta reforma al sistema de jubilaciones, primero exigimos un presupuesto justo y suficiente, que incremente el que está ejerciéndose, e integre los nombramientos de plazas definitivas al 100% de las asignaturas que se imparten, mediante los Concursos de oposición reglamentarios.
5.- Los impuestos que genera el pueblo de México deben dirigirse a la Educación y a las Universidades Públicas. Llegarán miles de jóvenes expulsados por el monstruo del capitalismo de los Estados Unidos, y la Universidad Michoacana debe prepararse con una correcta política de Ingreso de los jóvenes que tienen derecho a la educación y que además son la fortaleza para la generación de empleos en nuestra Institución y la consolidación de la Universidad Pública. No al CENEVAL y no a la expulsión y suspensión de moradores de Casas de Estudiantes por luchar por un ingreso a la Universidad Pública.
6.- Estamos por una reforma integral que no comience con cuestiones administrativas, –como son las jubilaciones y pensiones–, una reforma que sea producto del análisis de la problemática de la UMSNH, cuyos resultados sean producto de un Congreso en el que participe la Comunidad Universitaria y sea convocado para tal fin.

ALERTA. NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR.
El tema de las jubilaciones es un problema ficticio, atendamos lo prioritario:
El incremento, el respeto y la consolidación del presupuesto universitario.

 

¡ALTO AL DESMANTELAMIENTO DE LA UMSNH! ¡ALERTA A LA NACIÓN Y AL PUEBLO DE MICHOCÁN:
PRETENDEN ARREBATARLE A LOS JÓVENES EL DERECHO A LA EDUCACIÓN PÚBLICA UNIVERSITARIA, GRATUITA, LAICA Y OBLIGATORIA!
¡UNAMOS NUESTRA FUERZA EXIGIENDO POR TODOS LOS MEDIOS EL RESPETO A LA UMSNH!
¡EL MANEJO DE NUESTROS IMPUESTOS PARA LA EDUCACIÓN, PARA LA GENERACIÓN DE EMPLEOS
Y LA GARANTÍA A LOS FUTUROS PROFESIONISTAS PARA QUE TENGAN LA CERTEZA DEL TRABAJO!

 

MOVIMIENTO EN DEFENSA DE LA JUBILACIÓN EL ESTADO DE DERECHO Y LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA
MORELIA, 15 DE MARZO DE 2017