SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

10 de abril de 2018

A los combativos y valientes miembros del SUEUM 
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo de Michoacán

 

Medardo Serna no ha logrado comprender en más de tres años que ocultar la verdad ante la sociedad no es el camino para resolver los problemas universitarios. En nada abona a la buena relación con en SUEUM, el uso recurrente de la mentira como instrumento de denostación contra los trabajadores sindicalizados; a quienes alude frecuentemente con declaraciones falaces que distorsionan la realidad que prevalece en la institución educativa.
Conocemos las debilidades de Serna González, respecto a su afición a las cámaras y reflectores; pero sobre todo, a erigirse ante los medios como el héroe nicolaita empecinado a salvar a la Universidad Michoacana de las garras que la amenazan. En su delirio protagonista, Medardo declara, que a diferencia de otras universidades, él ha cumplido con los pagos al IMSS e INFONAVIT, cuando esto no constituye un acto de heroísmo, sino una obligación patronal, que de no cumplirse debe ser sancionada por la ley.


La recta final de la actual administración nicolaita, ha provocado una crisis de amnesia en el representante legar de la Universidad, que ha olvidado mencionar a los más de 600 empleados a quienes no ha registrado ante el IMSS, ni ante INFONAVIT, negándoles con ello las más elementales garantías laborales a que tienen derecho los trabajadores, violentando con ello el Contrato Colectivo de Trabajo, La Ley Federal del Trabajo y la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Los baños de moral de Medardo Serna y su obsesiva fijación de asumirse como héroe y salvador de la Casa de Ocampo, son evidentes simulaciones que pretenden ocultar la voracidad con la que se han conducido Medardo y sus colaboradores, cuyos salarios excesivos han sido un factor importante del quebranto financiero; aunado a los abusivos sobrecostos en las obras construidas y en el desfase del personal de confianza contratado.


No hay recurso para los empleados sindicalizados; pero nunca faltan desvíos de dineros para patrocinar el contra sindicalismo, mediante la conformación de grupos espurios con la intención de dividirnos. Los recursos invertidos en el esquirolaje han agudizado la crisis financiera, pero no han fructificado en su favor; porque los sueumistas hoy estamos más unidos que nunca y hemos cerrado nuestras filas en pro del verdadero sindicalismo, fortaleciendo con ello el movimiento en la defensa del CCT, la inmediata restitución de nuestras prestaciones, pero sobre todo por el respeto a la dignidad que tenemos los trabajadores universitarios.


¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
¡NI PERDÓN NI OLVIDO!
FRATERNALMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento