SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

2 de mayo de 2018

A los combativos y valientes miembros del SUEUM 
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo de Michoacán

 

La corrupción gubernamental mexicana ha rebasado los límites de cordura y decencia, postrándose en el cinismo y la desfachatez de una clase gobernante que ha olvidado que debe gobernar para el pueblo que los eligió. La depravación política ha permeado en todos los niveles de gobierno, afectando brutalmente a la clase proletaria de todos los sectores, trascendiendo hasta las entrañas de las instituciones educativas. Nuestra Universidad no queda exenta de tales excesos y hoy es víctima de un grupo de funcionarios que se sirven a manos llenas de un patrimonio del pueblo michoacano.

El primero de mayo salimos a las calles para conmemorar el día del trabajo, sin un motivo de festejo, pero si muchas consignas en contra de la gran élite opresora, que hoy mantiene el sistema educativo mexicano al borde del colapso, por una serie de problemas ajenos a los trabajadores. Hemos exigido que se transparente el uso del presupuesto y el subsidio universitario y entonces podremos acompañar a las autoridades en busca de mayores recursos; sin embargo, no podemos caer en el juego siniestro de la rectoría, que busca un acompañamiento tramposo para obtener más dinero, sin haber comprobado antes el destino de los egresos financieros.
Vivimos un proceso electoral, de importancia fundamental para definir el destino del país y existe una inconformidad generalizada de las clase trabajadora, que por sí sola representa una mayoría contundente del padrón electoral. Los mexicanos hemos sido gobernados durante ochenta años por un sistema decadente; durante dos sexenios vivimos el desencanto de la derecha en alternancia y tampoco dieron respuesta a las demandas de las clases vulnerables. Hoy la historia presenta una nueva oportunidad de cambio para la nación y serán los trabajadores quienes determinen el rumbo de las elecciones.


En el SUEUM no existe el corporativismo y practicamos la democracia en nuestras filas, pero los sueumistas somos hombres y mujeres inteligentes capaces de emitir un voto razonado y congruente con los principios fundacionales de nuestro sindicato.
Se acabó la fiesta; el 1º. De mayo es el punto de partida para consolidar la unidad de todos los trabajadores michoacanos, que juntos lograremos fortalecer la lucha para el cambio que tanta falta le hace a esta nación.


¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
¡NI PERDÓN NI OLVIDO!
COMBATIVAMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”