SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

14 de agosto de 2018

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

 

En la transición a la democracia que estamos experimentando en México, solamente debemos aceptar la existencia de dos grandes facciones: los poseedores y los desposeídos. Los primeros son aquellos que se adueñaron de todas las formas de producción de riqueza para su propio beneficio. Los segundos están comprendidos por la inmensa mayoría de trabajadores mexicanos que han tenido que tolerar décadas de abusos, articulados para la precarización de la fuerza de trabajo.
Hoy el discurso político parece dar el giro que tanto hemos anhelado los sindicalistas y solamente faltará sentar las bases para recobrar el derecho de la clase proletaria y erigirnos como bastión principal de una gobierno emanado del pueblo, que dará inicio a la reconstrucción de una serie de leyes mutiladas y enmendadas en detrimento de las mayorías. México, gradualmente, volverá a ser de los mexicanos.
Se avizoran tiempos positivos para los organismos sindicales, porque estos han formado una parte fundamental del cambio, favoreciendo las condiciones para hacer realidad lo que parecía imposible. Es momento de avanzar en pro del nuevo modelo de nación en construcción.


Los trabajadores debemos permanecer tranquilos ante el nuevo paradigma que se avecina, porque el presidente electo ha asegurado que las prestaciones salariales de los sindicalizados están garantizadas. Quienes deben de preocuparse son aquellos cuyos salarios son sinónimos de saqueo y de inmoralidad.
Es tiempo de confianza y no debemos de perder de vista el proceso que estamos viviendo y muy pronto disfrutaremos las bondades de la democracia, mediante un reajuste real a la equidad y a las oportunidades a las que todos tenemos derecho.
México no es de unos cuantos empoderados, la nación es de todos y por lo tanto debemos cuidarla de los depredadores. En este periodo de transición es precisamente cuando la rapacidad de los perdedores y salientes aflora en su máxima expresión.
Cuidemos México, pero a nosotros nos corresponde ser guardianes de la Universidad y de toda la rapiña que vendrá en los últimos meses de este año.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
FRATERNALMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”