SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

10 de septiembre de 2018

A los valientes y combativos miembros del SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al Pueblo en General

 

El gobernador de Michoacán no ha logrado comprender la enorme importancia que tiene la UMSNH en la entidad y a ello se debe su proceder indiferente ante la problemática financiera que enfrenta la Máxima Casa de Estudios. Silvano Aureoles Conejo no se identifica con los colores nicolaitas, porque su estirpe proviene de Chapingo; a pesar de ello, como mandatario estatal está obligado a asumir las funciones conferidas por la Constitución Política Estatal, en materia educativa.
Los universitarios estamos convencidos que para encontrar respuestas favorables en el rescate financiero de la institución educativa, se requiere del acercamiento a las facciones legislativas que conforman el nuevo gobierno mexicano, que acordes a los discursos y a sus antecedentes progresistas en favor de la equidad y la justicia, habrán de respaldar la noble causa educativa.
La búsqueda de recursos se ha convertido en un tema mediático recurrente que parece incomodar a Silvano Aureoles, quien asegura haber entregado a la Universidad, hasta el último centavo de lo que a su gobierno corresponde; sin mencionar que se trata de un presupuesto aprobado en cifras deficitarias y mutilado encarnizadamente en los últimos años.
El rescate financiero no es un tema partidista, sino un asunto complejo que requiere de la sensibilidad y del respeto mostrado por las fuerzas progresistas de este país, que ahora conforman las mayorías legislativas en el Senado de la República, el Congreso de la Unión y al término de esta semana lo hará la LXXIV Legislatura Local. Son ellos quienes habrán de gobernar y seguiremos buscando su acompañamiento en favor de la universidad, a pesar de los berrinches del gobierno michoacano, que no ha entendido el nuevo modelo de nación que se construye.
No se puede hablar detrás de un escritorio de la presencia de grupos desestabilizadores al interior de la Universidad Michoacana, solo por salir a las calles y denunciar la realidad que persiste al interior de nuestra institución. La verdadera inestabilidad es generada por las entidades que le han negado a la Casa de Hidalgo un presupuesto suficiente y oportuno.
Los sueumistas no estamos dispuestos a cejar en esta lucha, porque hemos aprendido que nuestro derecho debe ser difundido en las calles y compartir con todo el pueblo el atentado contra la universidad de los michoacanos, que representa la educación de nuestros hijos.


¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
¡UNIVERSIDAD O MUERTE!
FRATERNALMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA
“Cuna de mujeres y hombres valientes, crisol de libre pensamiento”