SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

 3 de marzo de 2017

 

A todos los agremiados al SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al pueblo en general

 

La solidaridad mostrada por nuestro sindicato hacía la Universidad Michoacana quedó demostrada en la pasada Revisión Contractual, donde en un claro ejemplo de madurez, los sindicalizados aceptamos con responsabilidad los ofrecimientos de la rectoría, quien en un acto de traición, carente de principios morales pretendió entramparnos en la dinámica absurda de un foro, supuestamente organizado para el fortalecimiento del Sistema de Jubilaciones y Pensiones; evento que tiene como finalidad la validación de una reforma a dicho sistema. Las mentiras de Medardo Serna y el modus operandi de Salvador Jara Guerrero evidencian claramente el cinismo majadero de los actores principales de la crisis financiera en la institución.


No se puede reformar la Ley Orgánica Universitaria, cuando se equivocan los caminos y se antepone el interés político en detrimento de los derechos adquiridos de los trabajadores activos y jubilados. Asistir como sindicalizados a un foro de esta índole, e incluso permitir su realización constituye un acto de incongruencia y de traición hacia la clase trabajadora, porque con su realización se pretende validar la ilegalidad y la mentira encarnada por Medardo Serna.
Los trabajadores universitarios somos ejemplo de lucha y no estamos dispuestos a ceder a las presiones y chantajes de un rectorado retrograda, sumiso y timorato a las propuestas federales. El SUEUM, es un sindicato solidario, abierto al diálogo y la participación conjunta en la gestión de recursos, siempre y cuando prevalezca una planificación real y no simples ocurrencias salidas de la chistera del rector.


Nos convocan a un supuesto foro para tratar asuntos de carácter estrictamente administrativo, cuando se requiere de una reforma integral que democratice la elección de los directores de las unidades académicas, pero sobre todo la elección del rector, quien carece de legitimidad ante una comunidad que no lo eligió.
Se pretende violentar la autonomía universitaria, mediante la injerencia de entes externos que nada tienen que opinar en los asuntos de la Casa de Hidalgo. La autonomía está depositada en los sectores que integran a la Universidad, como señala el Artículo 8º-de la Ley Orgánica y no es el Consejo Universitario quien debe llevar las riendas, sobre todo ahora que ese órgano de gobierno se encuentra en una etapa decadente, donde el servilismo y la auto denigración les ha convertido en una gavilla de vulgares levanta dedos al servicio de la autoridad. Esto obliga al desconocimiento total de los antes honorables, porque la comunidad universitaria es mucho más que una partida de sumisos charlatanes, que han cambiado su dignidad a cambio de unas cuantas monedas y favores.


Como sindicalistas verdaderos tenemos la obligación de velar por los intereses de la institución y estos deben venir acompañados por la rendición de cuentas del gasto y de la transparencia en el manejo de los recursos. Hasta el momento, Medardo Serna no ha podido demostrar que el actual Sistema de Jubilaciones y Pensiones, constituya la causa de la crisis financiera y sin embargo pretende arrebatar nuestro derecho a un retiro digo y no estamos dispuestos a permitirlo. El Articulo 22, fracción XVI, de la Ley Orgánica, señala que el rector tiene la atribución de celebrar con los sindicatos de los trabajadores, los convenios derivados de las relaciones laborales, INFORMANDO de ello al Consejo Universitario; es decir que, el consejo debe estar informado para su conocimiento y no para tener injerencia en los asuntos de carácter laboral y mucho menos debe prestarse de manera ruin a la articulación de una serie de estrategias inmorales en perjuicio de los trabajadores.


La reforma de la Ley Orgánica debe ser integral y no permitiremos que nuestro derecho se vulnere por una crisis que nosotros no generamos. El SUEUM está más fuerte y unido que nunca y estamos dispuestos a la lucha por la defensa de nuestras más preciadas conquistas laborales.

 

COMBATIVAMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOCANA

Foro de Jubilaciones, maquillaje para legitimar la postura oficial
Por: Alejandro Meza


De nueva cuenta el Consejo Universitario, de manera unilateral, asume la postura inquisitoria en contra de la clase trabajadora nicolaita, retomando el tema de jubilaciones y pensiones, mientras el oscurantismo financiero es el devenir cotidiano en la institución. SUEUM y autoridades hemos concluido en términos satisfactorios la revisión contractual, dando muestras solidarias hacía la Casa de Hidalgo, en una situación de crisis financiera que nosotros no generamos y de la que brotan muchas dudas con respecto a la transparencia en el uso de los recursos económicos.

Hoy persiste la idea obstinada de las autoridades en que la vía para abatir el déficit es llevar a cabo una reforma al régimen de Jubilaciones y Pensiones, pretendiendo con ello, afectar los derechos adquiridos de empleados y profesores universitarios y asumiéndolos como los responsables de un desfalco económico que no han podido demostrar las autoridades.
El maquillaje del asunto y la manipulación de la opinión pública se quiere perpetrar mediante la organización de los Foros Universitarios para el Fortalecimiento del Sistema de Jubilaciones y Pensiones, donde se convoca a los sindicatos a una supuesta presentación y discusión de propuestas, que más allá de una verdadera discusión, estos foros constituirían un medio para validar la ilegalidad de una reforma emanada de los intereses de la alta burguesía universitaria que a la fecha sigue enquistada en los principales mandos de la institución. Participar en los foros, incluso permitirlos, significaría avalar una contrarreforma ruin que solo beneficiaría los intereses políticos de unos cuantos, poniendo en riesgo el futuro de la clase trabajadora nicolaita y de todas las familias que dependen de esta.
Es inaceptable abordar un tema de carácter tan delicado, cuando las autoridades no han asumido el rol de responsabilidad que les corresponde en materia de transparencia y a la fecha se desconoce el destino de los recursos presupuestales, mientras el derroche de estos se sigue percibiendo en cada dependencia. Las medidas de austeridad solo son aplicables a los empleados, mientras el estatus de opulencia de los funcionarios es una muestra clara de la inequidad que prevalece en la institución. Renovación del parque vehicular, arrendamiento de edificios, construcción de obras con sobrecosto, exceso de personal de confianza contratado, salarios abusivos de los altos mandos, son solamente algunos de los temas que valdría la pena revisar más allá de la simulación de un foro, que además tendría un carácter inconstitucional, como ha sentenciado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con referencia a una reforma similar en el Estado de Querétaro, que señala que: “el estado no puede obligar a los gobernados a escoger entre dos derechos humanos constitucional o convenientemente protegidos, a efecto de hacer efectivo uno de ellos. Tampoco se puede condicionar el acceso a determinados beneficios estatales a que las personas renuncien, incluso, de forma voluntaria, a sus libertades constitucionales”.


¡Hasta la Victoria siempre! ¡Viva el SUEUM!

SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

 24 de febrero de 2017

A todos los trabajadores afiliados al SUEUM

 

Es complicado fortalecer un FRENTE, cuyos principios fundacionales emanan de la traición y la ambición desmesurada de quienes lo encabezan. No se puede construir a partir de la calumnia y la descalificación, pero sobre todo desde la pretensión divisionista y del encono entre compañeros de un mismo gremio. Hoy las aguas vuelven a su cauce y los verdaderos sindicalistas estamos convencidos de que solamente la unidad nos dota de la fuerza ante el adversario.

La desesperación de quienes mal dirigen el grupo de esquiroles es más evidente cada día, porque los instrumentos de fraude y de mentira se han ido destapando ante la molestia e indignación de sus propios seguidores, que han despertado del letargo en el que se encontraban sumergidos. Quién traiciona una vez lo hará siempre y los propios simpatizantes del grupo opositor no son la excepción, también son objeto de traición.


Ambiciones, intereses personales, promesas incumplidas y un proceso de expulsión en curso, son solamente algunas de las problemáticas que enfrentan los seguidores del llamado FRENTE y ahora deberán asumir los costos del desacato en la pasada huelga. La rebeldía no se demuestra en la desobediencia gremial, sino en el compromiso de lucha por el beneficio colectivo. Las medidas disciplinarias no son una cacería de brujas, sino un proceso transparente apegado al estatuto que nos rige y que todos debemos respetar.
Fueron múltiples expectativas y promesas de acciones ilegales ofrecidas por los esquiroles a los seguidores del frente: basificaciones, tarjetas de apoyo, promociones, sin considerar que al aceptar tales beneficios se estaban violentando derechos de terceros. La ambición de ilusos compañeros, al igual que la codicia desmedida e inmoral de los cabecillas hoy les coloca en un callejón sin salida, al lado de un pseudo líder que ya ni siquiera se digna a responder las llamadas de quienes exigen cuentas de un “beneficio que pagaron”, mientras escuchan el reproche de que “eso les pasa por juntarse con los morados”.

Es evidente el descontento y por ende, la ruptura inminente de un grupo minoritario que emergió sin un principio ideológico de clase, auspiciado por el facto de Jara Guerrero y con miras a la desarticulación sistemática de nuestro sindicato. Al gran matemático le fallaron las cuentas y nunca calculó que el verdadero liderazgo del SUEUM está más vigente que nunca. Quien traiciona a su propio sindicato se traiciona a sí mismo y no hay lugar para la clemencia; porque tenemos la obligación de salvaguardar la estabilidad sindical y de impedir la incursión del enemigo en nuestras filas. El procedimiento de expulsión no es un acto radical de represión ante la oposición, sino del reclamo generalizado de una base que exige con dignidad el respeto a una organización de historia y principios combativos.
En la pasada Asamblea General dimos muestras contundentes de unidad y de respeto a nuestro gremio y a los órganos de dirigencia que lo integran. Terminaron los tiempos de división, hemos llegado a la madurez y somos capaces de ponernos de acuerdo entre nosotros para solucionar las diferencias. La vida interna camina favorablemente y los procesos disciplinarios concluirán muy pronto y con ello el sindicato sólido que merecemos los sindicalistas verdaderos, los que luchamos incansables cada día para lograr objetivos comunes que impactan en el bienestar de nuestras familias y que no estamos dispuestos a poner en riesgo una vida entera de lucha y compromiso.

FRATERNALMENTE


Por un sindicato libre de esquiroles
¡Ni perdón ni olvido!
¡Hasta la victoria siempre!
¡Viva el SUEUM!

SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

21 de febrero de 2017

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA
A LOS SINDICATOS HERMANOS
AL PUEBLO EN GENERAL

 

Todos los que integramos la Comunidad Universitaria reconocemos en Salvador Jara Guerrero, como la siniestra figura que encarna al peor de los perfiles que han asumido la investidura como rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. De igual manera, los michoacanos lo recordamos como a peor de los gobernadores que ha tenido del Solio de Ocampo.


En su funesto paso por la rectoría universitaria, Jara Guerrero protagonizó una inmoral persecución en contra de los sindicatos nicolaitas, de las organizaciones estudiantiles y de todo organismo que se opusiera a su política despótica. Hoy salen a relucir las cuentas imprecisas de una administración universitaria que desfalcó las arcas presupuestales de la Casa de Hidalgo, dejando un déficit financiero por mil 116 millones de pesos. El despilfarro, los malos manejos y la rapacidad de Jara Guerrero y de su equipo de colaboradores contables, que sin licitaciones de por medio desviaron recursos onerosos mediante la operación de empresas de subcontratación, violentando con ello los Contratos Colectivos de Trabajo y las normas requeridas para la transparencia en el ejercicio del presupuesto. Todo esto, aunado a la ineptitud y la arrogancia de Jara Guerrero precipitaron a la Universidad Michoacana a la crisis que enfrentamos actualmente.


En declaraciones recientes, Fausto Vallejo Figueroa señala a Salvador Jara como un sujeto que no tuvo la capacidad para dirigir la institución nicolaita, con quien señala el ex gobernador de Michoacán, “ni los sindicatos querían platicar con él…y ahora viene a pontificar lo que debe hacer la Universidad, cuando él no lo hizo”. El Licenciado Vallejo Figueroa afirma haber entregado a Jara Guerrero 2000 millones de pesos para rescatar la situación financiera de la Universidad, que en ese momento, el recurso no solamente hubiera abatido el déficit, sino que hubiera colocado a la institución con un superávit monetario y hasta la fecha no queda claro dónde quedaron esos recursos monetarios, debido a la falta de transparencia que aún prevalece en la máxima casa de estudios del estado.


El encono de Salvador Jara hacía la Universidad Michoacana le ha impedido que saque las manos de los asuntos que sólo nos competen a los nicolaitas y ahora pretende condicionar la asignación de un presupuesto suficiente, a cambio de la modificación del actual régimen de Jubilaciones y Pensiones; cuando el propio Jara es beneficiario directo de ese sistema, mediante el cual ahora goza de un salario vitalicio superior a los cincuenta mil pesos mensuales.


En un acto de la lógica más elemental, Jara Guerrero fue nombrado como Gobernador Sustituto, como premio al despotismo y a la ineptitud, creando con la máxima investidura michoacana, un monumento a la inmoralidad y al servilismo hacia el virreinato enquistado en el estado durante ese periodo. Los olmos no producen peras y los resultados no podían ser satisfactorios y a los michoacanos nos toca ahora vivir las consecuencias nefastas de quien dotó de alas a un alacrán: El déficit que dejó Jara Guerrero en el estado, asciende a los 6,900 millones de pesos. Desvió de recursos, nepotismo, tráfico de influencias, peculado y muchos otros ilícitos son seguramente las líneas de investigación que necesitamos conocer los michoacanos para poder confiar en la justicia.


Los excesos de Salvador Jara Guerrero no pueden quedar en la impunidad; en lo administrativo debe ser inhabilitado de inmediato del ejercicio de la función pública. En lo penal debe ser procesado conforme a las normas establecidas y pagar todo el daño causado en las instancias que han tenido el infortunio de su paso.

COMBATIVAMENTE
SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA

En contra de todo y a favor de nada

Por: Alejandro Meza

 Las estrategias de los traidores al SUEUM cada día suenan más burdas, debido a la desesperación por figurar en algunas notas inducidas. Antes de que venciera el plazo para el estallamiento de la huelga declaraban que no existían condiciones para estallar ni prorrogar; pero una vez que fueron aceptados los ofrecimientos por nuestro sindicato, la postura de los aun compañeros cambió radicalmente y ahora señalan que debimos estallar el movimiento huelguístico porque aún persisten violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo.

Es evidente que la postura de los desleales sindicalizados no emana de un principio de beneficio colectivo, sino de la descalificación frontal de todos los logros obtenidos por nuestra dirigencia y por la unanimidad que demuestra nuestro gremio ante los objetivos superados de una revisión contractual sumamente complicada.
Ahora argumentan que la Asamblea General es ilegítima porque solamente asistieron al auditorio de usos múltiples 350 compañeros; tal aseveración estriba en la ridiculez de una mentira que se demuestra, no solamente con los boletos de registro, sino con las fotografías y videos que presentan la unidad y la concordia de un sindicato que abarrotó el recinto nicolaita y que valoró de manera madura y convencida la victoria de esta revisión.

En la Asamblea General pudimos constatar con beneplácito que la unidad que tanto hemos pregonado ha triunfado, anteponiéndose a los tentáculos del jarismo y a los esquiroles que hoy se encuentran sometidos a un minucioso proceso con miras a su expulsión. Identificamos a los Caballos de Troya que buscaron la desarticulación del sindicato, pero somos un organismo inteligente y maduro que sabe resolver con mano firme los asuntos que trastocan los umbrales disciplinarios y es precisamente con la unidad que habremos de fortalecernos ante los embates enemigos de quienes alguna vez, de manera indigna fueron parte de este gremio.
La mentira nunca prevalece ante la verdad. Quienes mienten y cambian su postura de manera radical, es porque carecen de la verdadera ideología sindicalista y sus propias palabras dan muestra del camino que perdieron y que ya no encontrarán, porque sus días en el SUEUM están contados.


¡Hasta la Victoria siempre!

¡Viva el SUEUM!