El tiempo transcurre entre promesas incumplidas

Por: Alejandro Meza

A cinco días naturales de que culmine el tiempo para que el SUEUM decida es estallamiento a huelga, las autoridades universitarias no parecen despertar de su letargo y abonar responsablemente a las negociaciones que se llevan a cabo. Sabemos que en estos momentos un movimiento de esta índole sería catastrófico para la institución, que durante el año pasado vio frenadas sus actividades académicas en múltiples ocasiones.


No es intención de nuestro sindicato paralizar a la Casa de Hidalgo mediante un movimiento de huelga, pero sí es un derecho consagrado en la institución al que nos veremos obligados a recurrir si las autoridades nicolaitas no muestran la sensibilidad, el compromiso y el respeto que merecemos los sindicalistas.


La presencia del Rector Medardo Serna ha sido escasa en las mesas y los funcionarios se retiran con promesas que no se han concretado hasta el momento. Entendemos la agenda cargada del rector y su dinámica constante en actos protocolarios; pero en estos momentos, con el reloj en cuenta regresiva es necesario privilegiar el tema del emplazamiento que puede culminar en una huelga innecesaria, de no ser atendido adecuadamente.


Estamos preparados para estallar la huelga y tenemos todos los elementos legales necesarios; pero no estamos cerrados para atender los ofrecimientos demandados, que no van más allá de la reparación del clausulado violentado. Pese al incremento excesivo en el costo de la vida, somos conscientes de la crisis por la que atraviesa la Universidad y el propio estado y aceptamos el tope salarial impuesto por la federación. No estamos pidiendo un centavo más de lo que ya tenemos, pero si exigimos que se nos reintegre aquello que nos han quitado y que tenemos contractuado.


Solo restan cinco días, incluyendo sábado y domingo, pero estamos dispuestos a sentarnos a trabajar todo este tiempo que falta. Nosotros no podemos solicitar la prórroga, porque ya hemos hecho uso de ese recurso; la opción, en caso de requerirla, corresponde a la parte patronal y solamente sería provechosa, si el rector y su equipo aprovechan un tiempo valioso y asumen con responsabilidad un diálogo que solo puede validarse con acciones, nunca con palabras vacías que en nada benefician a nuestro gremio.


¡Hasta la Victoria siempre!

¡Viva el SUEUM!

SUEUM BN

SUEUM

MANIFIESTO

 16 de febrero de 2017

A todos los trabajadores afiliados al SUEUM

A todos los agremiados al SUEUM
A la Comunidad Universitaria
Al pueblo en general


Todos los que integramos la Comunidad Universitaria reconocemos en Salvador Jara Guerrero, como la siniestra figura que encarna al peor de los perfiles que han asumido la investidura como rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. De igual manera, los michoacanos lo recordamos como a peor de los gobernadores que ha tenido del Solio de Ocampo.


En su funesto paso por la rectoría universitaria, Jara Guerrero protagonizó una inmoral persecución en contra de los sindicatos nicolaitas, de las organizaciones estudiantiles y de todo organismo que se opusiera a su política despótica. Hoy salen a relucir las cuentas imprecisas de una administración universitaria que desfalcó las arcas presupuestales de la Casa de Hidalgo, dejando un déficit financiero por mil 116 millones de pesos. El despilfarro, los malos manejos y la rapacidad de Jara Guerrero y de su equipo de colaboradores contables, que sin licitaciones de por medio desviaron recursos onerosos mediante la operación de empresas de subcontratación, violentando con ello los Contratos Colectivos de Trabajo y las normas requeridas para la transparencia en el ejercicio del presupuesto. Todo esto, aunado a la ineptitud y la arrogancia de Jara Guerrero precipitaron a la Universidad Michoacana a la crisis que enfrentamos actualmente.

En declaraciones recientes, Fausto Vallejo Figueroa señala a Salvador Jara como un sujeto que no tuvo la capacidad para dirigir la institución nicolaita, con quien señala el ex gobernador de Michoacán, “ni los sindicatos querían platicar con él…y ahora viene a pontificar lo que debe hacer la Universidad, cuando él no lo hizo”. El Licenciado Vallejo Figueroa afirma haber entregado a Jara Guerrero 2000 millones de pesos para rescatar la situación financiera de la Universidad, que en ese momento, el recurso no solamente hubiera abatido el déficit, sino que hubiera colocado a la institución con un superávit monetario y hasta la fecha no queda claro donde quedaron esos recursos monetarios, debido a la falta de transparencia que aún prevalece en la máxima casa de estudios del estado.


El encono de Salvador Jara hacía la Universidad Michoacana le ha impedido que saque las manos de los asuntos que solo nos competen a los nicolaitas y ahora pretende condicionar la asignación de un presupuesto suficiente, a cambio de la modificación del actual régimen de Jubilaciones y Pensiones; cuando el propio Jara es beneficiario directo de ese sistema, mediante el cual ahora goza de un salario vitalicio superior a los cincuenta mil pesos mensuales.


En un acto de la lógica más elemental, Jara Guerrero fue nombrado como Gobernador Sustituto, como premio al despotismo y a la ineptitud, creando con la máxima investidura michoacana, un monumento a la inmoralidad y al servilismo hacia el virreinato enquistado en el estado durante ese periodo. Los olmos no producen peras y los resultados no podían ser satisfactorios y a los michoacanos nos toca ahora vivir las consecuencias nefastas de quien dotó de alas a un alacrán: El déficit que dejó Jara Guerrero en el estado, asciende a los 6,900 millones de pesos. Desvió de recursos, nepotismo, tráfico de influencias, peculado y muchos otros ilícitos son seguramente las líneas de investigación que necesitamos conocer los michoacanos para poder confiar en la justicia.


Los excesos de Salvador Jara Guerrero no pueden quedar en la impunidad; en lo administrativo debe ser inhabilitado de inmediato del ejercicio de la función pública. En lo penal debe ser procesado conforme a las normas establecidas y pagar todo el daño causado en las instancias que han tenido el infortunio de su paso.

 

COMBATIVAMENTE

SINDICATO ÚNICO DE EMPLEADOS DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA

SUEUM BN

SUEUM

COMUNICADO

13 de febrero de 2017

 

A Todos los Trabajadores Afiliados al SUEUM

La verdad siempre prevalece sobre la injuria y la calumnia de aquellos que persisten en una serie de recursos legaloides que cada día se tornan más absurdos y torpes. El grupo de ESQUIROLES del SUEUM, ha venido emprendiendo una serie de estrategias enconadas en contra de la actual dirigencia, constituida con apego irrestricto a derecho. La sinrazón estriba simple y llanamente en la carencia de la carencia de liderazgo, probidad y aceptación de estas personas que no fueron favorecidas con el voto de la base sindicalizada. Ante la derrota, cual malos perdedores, emprendieron múltiples prácticas dilatorias que pretendieron invalidar un proceso electoral contundente, que puso en evidencia el repudio del gremio a los TRAIDORES. La elección fue impugnada sin argumentos fehacientes que les dieran la razón y sin embargo, esto propició la demora de 18 meses del otorgamiento de la TOMA DE NOTA, documento que finalmente fue signado por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. No conformes con ello y con el ánimo de ganar más tiempo ante su inminente EXPULSIÓN, promovieron un recurso de INCONFORMIDAD, ante el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa y de Trabajo de este Circuito, mismo que fue desechado por la instancia jurídica.
Ya todas las instancias han dictaminado la LEGALIDAD de Eduardo Tena Flores y los demás miembros de la planilla ganadora que conforma el actual Comité Ejecutivo y es el deseo de todos los sindicalistas que sean ellos quienes nos representen porque así lo hemos emitido mediante una votación abrumadora.
Los esquiroles saben perfectamente que se encuentran en la víspera de su militancia en el SUEUM y por ello han buscado persistentes una bocanada de oxígeno, mediante un uso torcido de la ley, que por enésima ocasión dictamina en su contra y con un fallo favorable a la razón que defendemos los verdaderos sindicalistas.
Ya no hay más recursos ni prácticas facciosas de los leguleyos incipientes que impidan el desarrollo armonioso de la vida interna del SUEUM. El tiempo de la traición y la mentira terminaron, con un saldo positivo hacia la verdad y la voluntad del gremio. Llegó el momento de entender que en nuestra organización sindical repudiamos profundamente a los ESQUIROLES y que no habrá más recursos legales fundados en la inmoralidad, que vengan a debilitarnos. Por cada esquirol existen docenas de hombres y mujeres valientes que luchan diariamente por mantener la unidad de nuestras filas. Tenemos la razón legal de nuestro lado y la convicción de defender a nuestro sindicato hasta las últimas consecuencias. No estamos dispuestos a retroceder en las medidas disciplinarias; las EXPULSIONES son irreversibles. La ley es para acatarla no para torcerla a capricho e interés personal de unos cuantos.

COMBATIVAMENTE

POR UN SINDICATO LIBRE DE ESQUIROLES

¡Hasta la victoria siempre!

¡Viva el SUEUM!